Posted by on Jul 12, 2018 in Novedades | 0 comments

Cuando cumplí 17 años me convertí en el graduado del método básico de la escuela Silva de autocontrol mental más joven de Argentina, en su filial Rosario, allá por los ochentas. Luego, durante mi adultez, hice la mayoría de los cursos superiores de esa escuela pero tambien realicé paralelamente otras disciplinas similares, como Insight, Yoga, Meditación Dinámica y finalmente recalé hasta hoy en el programa llamado Mindfulness.

Minfulness es la disciplina que más adhiero e indico a quienes se interesan por su desarrollo individual y su crecimiento espiritual y altruísta por su practicidad y elocuencia en alcanzar objetivos.

Historia del término Mindfulness

Sati en diferentes idiomas

Mindfulness ha sido traducida al español en diferentes formas, todas compuestas a falta de una palabra que de con el significado original. Las traducciones más comunes son Atención Plena, Plena Conciencia, Presencia Mental y Presencia Plena/Conciencia Abierta entre otras. Emplearemos la traducción más utilizada en este momento que es «Atención Plena» y, en la generalidad de los casos, directamente el vocablo inglés Mindfulness.

La palabra Mindfulness es también una de las primeras traducciones que se hicieron de la palabra «sati» en pali, un idioma vernacular similar al sánscrito que se hablaba en la época en que el Buda comenzó a enseñar hace 2500 años. Sati es la nominalización del verbo «sarati» que significa rememorar o recordar. Puesto que recordar es precisamente traer al presente, en su concepción última sati o mindfulness es la capacidad humana básica de poder estar en el presente y de «recordarnos» estar en el presente, es decir, constantemente estar volviendo al aquí y ahora.

Mindfulness: Vivir en el presente

No podríamos vivir sin la capacidad de estar en el presente: es la que nos permite recordar a dónde estamos yendo mientras caminamos, aún cuando durante el trayecto nos hayamos perdido en miles de pensamientos. Sin Mindfulness sería imposible poder observar y reconocer la propia experiencia y vivir en este mundo. Sin embargo, y aunque creemos tener control conciente de nuestra atención, lo que normalmente sucede es que estamos constantemente atendiendo a pensamientos acerca del pasado o del futuro o bien, reconociendo solo una pequeña porción de lo que está sucediendo en el presente: si lo que estoy experimentando me gusta, quiero que continue o si lo que estoy experimentando me desagrada, quiero que desaparezca.

Mindfulness permite reconocer lo que está sucediendo mientras está sucediendoaceptando activamente el fluir de la experiencia tal cual se está dando. Así es que, aunque experimentemos algo desagradable (por cierto algo inevitable en la medida en que estemos vivos), podremos ahorrarnos el sufrimiento añadido de tener que lograr que aquello desagradable desaparezca. Quedarse solo con lo que experimentamos sin agregar nada más es lo que la práctica de Mindfulness permite.

Aunque comunmente se asocia Mindfulness o sati con el budismo, muchas de las tradiciones religiosas del mundo utilizan Mindfulness de manera implícita o explícita, pues es una capacidad básica y humana de conexión con el presente. La asociación con el budismo debe su razón a que fue en el seno de esta tradición que se generaron un corpus amplio de prácticas que permiten refinar y profundizar esta capacidad hasta grados altísimos. La meditación Mindfulness, de Escuela Silva o de Insight es una de ellas y se practica en una gran cantidad de formas y métodos.

¿Cómo enseñar entonces Mindfulness para niños?

Es importante que los padres utilicen los recursos que estén disponibles a su alcance, pues dentro de las técnicas para enseñar Mindfulness están:

  • La relajación antes de comenzar a interactuar, tomarse el tiempo adecuadamente para luego concentrar toda atención posible.
  • Respirar y exhalara a un ritmo tranquilizante, sin presiones y sin acciones bruscas. Solo es el momento pacifico para interactuar.
  • Comunicación presente en todo momento, es el mejor indicador que el pequeño puede remarcar. El sentirse bien y que te exprese con sentimiento y como lo siente es lo más acorde que se puede llegar.
  • Practicar la empatía, intenta moverte como él lo hace. Juega, aprende y curiosea como si fueras un niño nuevamente. Deja que tu niño interior vuelva a relucir, es la mejor manera de conectar con

Los 2 mejores ejercicios del programa Mindfulness para niños

  1. Respiración. El ejercicio consiste en llevar lo que es la atención directamente hasta la respiración. Dejar de concentrar la atención en lo que nos rodea y liberarse de esta para luego tomarla y depositarla en el respirar.
  2. Atención. Ejercitar notoriamente la atención es crear una conexión con lo que deseamos prestarle. Lo que es la observación, tiene que ser de manera abierta y curiosa mientras exploras a tu alrededor en busca de aquello que valga la pena ya que a medida que vamos creciendo, sentimos como las opiniones y las dudas nublan nuestro juicio.

Dentro de estos 2 mejores ejercicios de Mindfulness para niños podrás encontrar valiosas herramientas que usar tanto en la escuela como en el hogar. Parece algo simple e incluso hasta básico pero cuando se lleva a cabo y cumplen su cometido se logra una perfecta sintonía, mejorando todo a su paso.

No cabe dudas que el Mindfulness es impresionante, tanto así que inclusive puede mejorar la actividad física y la salud de ambas partes sin hablar de la comunicación pero eso lo iremos tocando más a fondo con respecto a sus beneficios.

5 beneficios del Mindfulness en los niños

A continuación te presentaremos algunos beneficios del Mindfulness en los pequeños y a detalle, como mejoran para ambas partes:

  1. Aprendizaje, mejora notoriamente la velocidad de aprendizaje y su capacidad al momento de ejecutar la concentración. Los campos de creatividad y flexibilidad ante el pensamiento también se crecen de maneras impresionantes.
  2. Salud mental, ayuda a mantener una mejor comunicación. Estar siempre atento y activo en cuanto a pensamiento y su sentir. Evita por completo los trastornos de personalidad y hacen de un complemento genuino en su búsqueda por ser quien realmente es.
  3. Salud física, mejora el tiempo de recuperación y ayuda a mejorar su sistema inmunológico. Obtiene más resistencia y logra un mejor rendimiento físico.
  4. En el hogar, cumple y colabora con las actividades. Se encuentran mucho más abiertos a la resolución de conflictos y comprenden la palabra hogar como una matriz de responsabilidad y afecto.
  5. Mejora como individuo, en cada uno de los campos y aspectos, tanto para los adultos como para los niños se encuentra una conexión estable que demuestra que ambos mejoran tanto su calidad de vida como su calidad de pensamiento.

Algunos de los beneficios del Mindfulness en los pequeños han sido testeados y comprobados por muchas personas en el mundo. Es una herramienta que ayuda tanto a pequeños como adultos y que vale la pena chequear, dar una oportunidad para mejorar las condiciones de vida.

Mindfulness en Occidente

Durante los últimos 30 años, la práctica de Mindfulness o Atención Plena está integrándose a la  Medicina y Psicología de Occidente. Es aplicada, estudiada científicamente y por ello reconocida como una manera efectiva de reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físcos y psicológicos asociados al estrés y mejora el bienestar general.

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar concientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes: EscuelaParaPadres  Sociedad Mindfulness