Posted by on Sep 21, 2017 in Novedades | 0 comments

Un experimento interesantísimo que demuestra lo poco comunicados que estamos entre nosotros, desde lo familiar, hasta como especie. Se está realizando en diferentes naciones, en lugares tan poco amigables como Israel y Palestina, o Europa, con refugiados.

Pruébenlo este fin de semana, u hoy mismo, con un perfecto desconocido o con quienes amen. Pueden utilizar el teléfono celular para programarlo que, a los 4 minutos, suene una alarma. Pueden pestañear, toser, reírse, llorar, abrazarse, besarse, o lo que de veras produzca este experimento que nos devuelve a nuestra esencia. Lo que no puede hacerse es hablar, y desfocalizar la mirada en los ojos del otro, durante esos cuatro minutos.

Van a sentir un ser interior inusitado, es una experiencia por demás de intensa y realmente revolucionaria en lo que sentimos y como fuimos condicionados para olvidar esa parte que es única en nuestra especie. Van a conectar, con el ser que todos llevamos dentro y con el del otro, en tan sólo…cuatro minutos.

Look Beyond borders, “mirar más allá de las fronteras”.