Posted by on Ago 3, 2017 in Novedades | 0 comments

Hace cientos de años, creíamos que la tierra era plana, que los que se aventuraran a trascender los límites conocidos del océano, si no perecían con monstruos gigantescos que hundían barcos y se comían a la gente, simplemente llegarían al borde del planeta y caerían a una muerte segura.

Conocido popularmente como el hombre más inteligente del mundo, su teoría de la relatividad rompió paradigmas, pues demostró que ni siquiera podemos confiar en nuestra percepción de lo que son las cosas. Al parecer algo tan simple como el tiempo y el espacio responden a leyes (hasta ese momento) fuera de nuestra concepción.

Una forma de probarlo, incluso antes de formular la teoría de la relatividad, fue con la paradoja de los gemelos.

Qué dice la paradoja

Según esta paradoja, si un hombre se queda en la tierra, mientras su gemelo viaja a una estrella distante casi a la velocidad de la luz y después regresa, el gemelo intergaláctico será más joven. Sin embargo el gemelo que viaja a la estrella distante tendrá la percepción del tiempo normal, por lo que supuestamente su hermano es quién debería estar alejándose, por lo que cuando él regrese, su hermano es quien debería ser más joven.

El movimiento relativo es la clave de la paradoja. Al moverse de un sitio a otro y de regreso, la nave debe tener aceleración positiva y negativa, girar y regresar, por lo que aunque el tiempo se distorsiona a esa velocidad. Al girar para regresar, el tiempo casi se compensa, pero aún así él es quién regresaría y sería más joven.

Los términos simples no son muy buenos para explicarlo, por eso los científicos utilizan fórmulas complejas para referirse al tiempo y su relatividad, tal como lo dice el siguiente video.