Posted by on Ago 10, 2016 in Novedades | 0 comments

2320258409_a80fdc16c7_oPero…¿de dónde provienen las nuevas ideas?

La respuesta es simple, por supuesto: las ideas nuevas vienen de dentro de tu cabeza, ya sea a partir de los recuerdos de experiencias reales o de tu imaginación.
Todo lo que ha ocurrido alguna vez, desde su primer recuerdo hasta la actualidad, se almacena en tu mente, en alguna parte y cualquiera de estas cosas podrían aflorar en tu accionar diario con mayor o menor claridad.
A esto se añade todo lo que ha imaginado que puede pasar, y todo lo que le ha pasado a otras personas, que hayan presenciado, leído o hablado, y entonces se tienen un montón de experiencias (directas e indirectas) sobre las cuales basar las nuevas ideas.

Si consultamos en el diccionario de la Real Academia el significado de la palabra idea, encontraremos algunas acepciones como estas: “Primero y más obvio de los actos del entendimiento, que se limita al simple conocimiento de algo, imagen o representación que del objeto percibido queda en la mente, conocimiento puro, racional, debido a las naturales condiciones de nuestro entendimiento, concepto, opinión o juicio formado de alguien o algo, ingenio para disponer, inventar y trazar una cosa.”
En cualquier caso, lo que sí es cierto es que todos tenemos ideas. “¡Tengo una idea!”. ¿Cuántas veces habremos pronunciado esa frase? Para nosotros es algo normal, pero… ¿alguna vez nos hemos preguntado de dónde vienen las ideas?

En busca de una idea…

En la actualidad, muchos investigadores se interesan por averiguar nuevos datos sobre uno de los grandes misterios del cerebro: el origen de las ideas. Una de las cosas que por el momento parece clara es que es precisamente el hemisferio derecho el que se encarga de dirigir los procesos creativos, mientras que en el hemisferio izquierdo predomina el pensamiento basado en las leyes de la lógica.

No por ello hay que pensar que el hemisferio izquierdo es inútil en lo que se refiere a la creación de ideas. Para que una idea pueda salir adelante, necesita del correcto funcionamiento y ensamblaje de las dos mitades del cerebro.

Ideas nocturnas…

Robert Stickgold, un prestigioso neurólogo de Boston asegura que mientras dormimos, nuestro cerebro relaciona cosas que durante el estado de vigilia pasaron por alto. Esta es la razón por la que a veces, se nos ocurren muchas ideas por la noche.

Una prueba de ello es que Stevenson concibió su gran obra Dr. Jeckyll and Mr. Hide durante la noche; al igual que Mary Shelley, que escribió su obra Frankenstein después de haber soñado con la historia.
Los estudios demuestran que los sueños nos hacen más creativos. Durante la fase REM del sueño, las regiones del cerebro encargadas de las imágenes, los sentimientos y la imaginación permanecen activas; a diferencia de lo que sucede con las áreas desde las que se controlan las decisiones racionales, que están inactivas.

Un estudio realizado en la Universidad de Lieja, en Bélgica, arrojó a la luz un dato realmente interesante. Se propuso a un grupo de sujetos un acertijo. Durante la noche, se estudió la actividad cerebral de los participantes en el estudio y sorprendentemente, observaron cómo retomaban en sueños la actividad desarrollada durante el día para resolver el acertijo. El resultado no fue menos sorprendente: al día siguiente, el 60 por ciento de los participantes encontraron la solución al acertijo.

El nacimiento de una ¡idea!

Cómo nace una idea, un pensamiento, es uno de los misterios que aún no se han podido descubrir absolutamente. Parece que los pensamientos surgen cuando las neuronas se conectan a otras células nerviosas que no pertenecen a su misma red. El equipo del alemán Wolf Singer demostró esta hipótesis, lo que atrajo el interés de otros investigadores.

Singer estudia cómo se activan los grupos de neuronas en la corteza cerebral de los mamíferos.
Según dice, las neuronas se disparan en grupos y pasan las señales a sucesivas capas celulares; de forma que en milisegundos se genera una ola de asociación global. Concluye que las propiedades eléctricas intrínsecas de las neuronas y los eventos que resultan de sus respectivas conexiones producen estados resonantes globales del cerebro, originando la conciencia.

Finalmente, publico aquí en versión video, una excelente explicación del mecanismo de una idea desde su concepción, su paso por proyecto y finalmente su inserción en el mercado y sociedad.