Posted by on Sep 9, 2017 in Novedades | 0 comments

El MENTOREO (mentoring, del inglés), es una RELACIÓN intencional de largo plazo, en la cual una persona imparte su EXPERIENCIA, CONOCIMIENTO y VISIÓN para desarrollar la capacidad y destrezas en OTRO. 

El mentoreo es un proceso relacional. El mentor tiene experiencia que compartir. Algo es transferido. El mentor facilita el desarrollo. El mentor “empodera” por medio del conocimiento transferido.

El mentoreado es un aprendiz adolescente o adulto ACTIVO quien reconoce la necesidad ADICIONAL de conocimiento y consejo. Es un aprendiz adolescente o adulto quien CONSCIENTEMENTE ha realizado la decisión de comenzar un viaje de desarrollo. Es un participante ACTIVO en este proceso. A diferencia de la escuela y las universidades, que sé es casi en exclusividad PASIVO en la receptividad de la información, el mentoreado participa en el desarrollo mediante la voluntad de inquirir, preguntar, investigar, discutir con su mentor.

El o la mentoreada, hace un esfuerzo para EVALUAR, INTERNALIZAR y BUSCAR efectivamente el conocimiento, destrezas, ideas, perspectivas, o sabiduría ofrecida. Busca AYUDA en su mentor, y la utiliza apropiadamente para su desarrollo donde lo necesite. Es un individuo que está siendo ayudado a lo largo del camino para desarrollar su propia UNICIDAD. Una efectiva relación de mentoreo está dirigida por el MENTOREADO en lugar del mentor. No hay superioridad en él, sólo conocimiento adquirido a brindar.

Los mentores:

DISCIPULAMOS Nuevos Emprendedores: Dando fundamentos.Construyendo sus bases.

MENTOREAMOS Líderes emergentes: Formación específica. Proveyendo formación de liderazgo.

ENTRENAMOS Profesionales especiales y Artes: Facilitación (mecenazgo). Ayudándolos a dar frutos en donde aparezcan fortalezas del mentoreado que aún quizás, desconoce.

El mentoreo es indudablemente transformacional en el mentoreado, en todos los niveles de la vida, más allá de su meta laboral o profesional.

El mentoreo es muy diferente al coaching. Personalmente creo que muy contrario en su proceder. Este cuadro lo conceptualiza un poco mejor.

El mentoreo se inicia en la Antigua Grecia, y sobrevive en nuestros días. Pocas veces trasciende, el mentor busca la excelencia en el mentoreado sin necesidad de exteriorizarlo a los demás. Orienta su atención haciendo foco en las necesidades de quien mentorea y no en el reafirmamiento de su propio Ego.

En diversas culturas, el mentor es una especie de “padrino” que mediante la confianza de ida y vuelta con quien es mentoreado/a va construyendo su camino y acompaña en la adquisición de metas. Es un proceso largo y complicado donde la confianza es el factor que desencadenará en éxito o fracaso de la acción de mentoreo.