Posted by on Mar 15, 2014 in Novedades | 0 comments

1

Querido Yo:
No necesito rosas ni palabras lindas para hacerte saber cuan alucinante eres.
Hoy y por el resto de mis días, elijo amarte, apreciarte y aceptarte, tal como eres.
Con amor, Yo. (Métodos como el Silva, proponen que de vez en cuando, nos escribamos estas notas a fin de elevar nuestra autoestima)

Agrego que es verdad, a lo largo de la vida, uno aprende que si no nos amamos a nosotros mismos es imposible amar a algo o a alguien. Si no te amas ni te valoras, es imposible dar amor siquiera a una planta. Si tienes marido, hijos o una mascota será igual, los maltratarás y todo serán reproches.

Lo primero es lo primero, amarse a uno mismo, reírse de uno mismo y entender que las únicas personas que estaremos codo a codo desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, seremos nosotros mismos, en todo momento, en cada instante de nuestra vida.

Esto es muy diferente al egoísmo, amarse a uno mismo es el primer acto de amor para luego, poder darlo.