Posted by on Sep 10, 2021 in Novedades | 0 comments

1

Querido Yo:
No necesito rosas ni palabras lindas para hacerte saber cuan alucinante eres.
Hoy y por el resto de mis días, elijo amarte, apreciarte y aceptarte, tal como eres.
Con amor, Yo. (Métodos como el Silva, proponen que de vez en cuando, nos escribamos estas notas a fin de elevar nuestra autoestima)

Agrego que es verdad, a lo largo de la vida, uno aprende que si no nos amamos a nosotros mismos es imposible amar a algo o a alguien. Si no te amas ni te valoras, es imposible dar amor siquiera a una planta. Si tienes marido, hijos o una mascota será igual, los maltratarás y todo serán reproches.

Lo primero es lo primero, amarse a uno mismo, reírse de uno mismo y entender que las únicas personas que estaremos codo a codo desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, seremos nosotros mismos, en todo momento, en cada instante de nuestra vida.

Esto es muy diferente al egoísmo, amarse a uno mismo es el primer acto de amor para luego, poder darlo.

Lo primero es lo primero, amarse a uno mismo, reírse de uno mismo y entender que las únicas personas que estaremos codo a codo desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, seremos nosotros mismos, en todo momento, en cada instante de nuestra vida.

Esto es muy diferente al egoísmo, amarse a uno mismo es el primer acto de amor para luego, poder darlo.

La autoestima corresponde a la valoración posi- tiva o negativa que uno hace de sí mismo. Es la predisposición a saberse apto para la vida y para satisfacer las propias necesidades, el sentirse competente para afrontar los desafíos que van apareciendo y merecedor de felicidad.

La autoestima consiste en tener una actitud positiva hacia uno mismo. Por lo tanto, la autoestima implica básicamente quererse y respetarse. … autoestima nos ayuda a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos, lo que influye en nuestro comportamiento.

Hay varias escalas, de diferentes pensadores y psicólogos, como Hornstein o Ross pero podríamos sintetizarlas en las siguientes 6 clases de autoestima:

Autoestima inflada.
Autoestima alta y estable.
Autoestima alta e inestable.
Autoestima estable.
Autoestima estable y baja.
Autoestima inestable y baja.

Como muchas cosas esenciales, también la autoestima se puede enseñar desde la infancia, a través del desarrollo de cuatro pilares: autoconcepto, autoimagen, autorrefuerzo y autoeficacia.

Una autoestima saludable es fundamental porque favorece: Un mejor estado de ánimo y estado de bienestar general. Motivación y energía para conseguir metas y superar de forma saludable los fracasos. Es un factor de protección inespecífico.

Teniendo en cuenta la definición que la OMS (Organizanción Mundial de la Salud) hace sobre lo que significa salud: «Estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades», parece evidente que la autoestima juega un papel muy importante en el desarrollo y mantenimiento de este estado de completo bienestar físico, mental y social. Y no sólo eso, la autoestima es un factor de protección muy importante a la hora de prevenir un trastorno de la conducta alimentaria. De hecho, la autoestima se considera factor de protección inespecífico, es decir, una autoestima saludable disminuye considerablemente la probabilidad de padecer situaciones de riesgo, no sólo con respecto al TCA, sino con respecto a otras conductas de riesgo como consumo de sustancias psicoactivas, conductas violentas, o conductas sexuales de riesgo.

La autoestima es un concepto intrínsecamente relacionado con el autoconcepto. El autoconcepto tiene que ver con todos los pensamientos y creencias que la persona cree que son ciertas sobre sí misma. Estos pensamientos y creencias son fruto de un análisis, valoración e interpretación sobre cómo es la misma persona, y sobre sus experiencias como resultado de los hechos vividos en interacción con su predisposición individual en cuanto a rasgos de personalidad. La autoestima tiene que ver con todas las emociones, sentimientos y sensaciones dirigidos a un mismo resultantes del autoconcepto y de la percepción de valía sobre uno mismo. Así pues, autoconcepto y autoestima son conceptos que existen conjuntamente y que se retroalimentan mutuamente.

¿Por qué es importante la autoestima?
Una autoestima saludable es fundamental porque favorece:

Un mejor estado de ánimo y estado de bienestar general
Motivación y energía para conseguir metas y superar de forma saludable los fracasos
Es un factor de protección inespecífico. Es decir, reduce la probabilidad de sufrir problemas de carácter psicológico y social en general
Respeto hacia uno mismo, posicionándose desde un comportamiento digno hacia uno mismo
Capacidad de autocuidado y de proteger los propios intereses legítimos y derechos
Hacer uso de las propias habilidades y capacidades con satisfacción
¿Qué es necesario para tener una buena autoestima?
Tomar conciencia de cómo somos y aceptarnos tal y como somos
Hacer una valoración positiva de nuestra persona
Aceptar los errores y fracasos como algo natural de la existencia humana. «Darse permiso para equivocarse»
Elaborar metas realistas y alcanzables, la persecución de metas excesivamente elevadas puede conllevar sentimientos de frustración
Reconocer la propia valía y el mérito de ser amado y respetado por los demás.