Posted by on Ene 17, 2020 in Novedades | 0 comments

Kiunga es el nombre de la localidad en la que comenzó a operar exitosamente la planta solar que transforma el agua salina en agua limpia.

Alrededor de 2,200 millones de personas en el mundo no cuentan con servicios de agua potable con una infraestructura segura. 

El 70% de la Tierra está cubierto de agua, sin embargo, la mayoría de ese líquido se encuentra en los océanos, haciendo imposible su consumo para humanos.
La sociedad se ha planteado el desafío de convertir el agua salada de los océanos en potable, lo que podría dar un giro positivo en la historia humana.

La organización sin fines de lucro GivePower parece haber encontrado la respuesta con una planta potabilizadora. Esta ONG eligió situar una prueba piloto en una región de Kenia, África, donde la mayoría de las personas luchan por conseguir agua potable.

De acuerdo con la organización, esta planta desalinizadora no tiene un impacto ambiental negativo ya que no produce sustancias contaminantes perjudiciales a la flora y la fauna.

Al igual que los habitantes de Kiunga, millones de personas en el mundo tienen que recorrer grandes distancias para obtener agua de la única fuente disponible. Generalmente, estas fuentes no cuentan con un sistema salubre, por lo que el agua consumida puede causar enfermedades graves e incluso la muerte.

GivePower ha brindado de energía solar a más de 2,500 escuelas, negocios y servicios de emergencia, cambiando la vida de más de 300,000 personas alrededor del mundo.

La organización pretende seguir consiguiendo fondos mediante donaciones para continuar expandiéndose e instalando más plantas solares como esta que puedan brindar de agua potable a millones de personas.

Ahora van por otras áreas, como Haití y Colombia. Con tu ayuda puede ser posible.

 

 

 

Fuente y nota completa