Posted by on Ene 29, 2017 in Novedades | 0 comments

45_1

Casi todos deseamos tener a alguien a nuestro lado que nos ame y nos respete. Nuestra pareja debe ser nuestro apoyo cuando lo necesitamos y que nos debe hacer pasar momentos intimos realmente increíbles. Por desgracia, esto no siempre ocurre, y entonces es necesario replantearse la situación.

Pero, ¿cómo podemos saber si estamos en la relación correcta? ¿qué señales nos indican que debemos alejarnos definitivamente y salir en busca de un nuevo amanecer?

sin-ti-soy-yo-300x200Ahora bien, tomar la decisión de dejar a tu pareja no es una decisión fácil, y antes de darle vueltas a la cabeza por cosas que no son, lo mejor que puedes hacer es hablar con tu pareja para que te exponga su punto de vista. Muchas veces los conflictos se solucionan con la comunicación correcta.

La relación con tu pareja puede ser variable, porque cada uno tiene su punto de vista y sus creencias y, en ocasiones, los problemas no son percibidos de la misma manera por los dos actores de la relación.

maxresdefaultLos motivos por los que las parejas tienen conflictos pueden ser múltiples y variados, pero lo realmente perjudicial es no solucionarlos a tiempo, porque puede crearse un efecto bola de nieve.

Suele ocurrir que al principio, por el enamoramiento, pasemos por alto nuestras necesidades, intereses y preferencias personales, para estar al servicio de nuestro nuevo amor. Pero, a medida que el tiempo avanza, volvemos a enfocarnos en nosotros mismos, algo que puede generar una lucha de poder. Éste es un fenómeno que ocurre con cierta frecuencia entre aquellas parejas que no adquirieron las herramientas emocionales necesarias durante el noviazgo para dar solución a lo problemas diarios con lo que la pareja puede enfrentarse. Esto puede desencadenar en una situación en que la pareja no tenga futuro.

Estos 6 puntos pueden aportarte información valiosa para que te replantees tu situación o no.

1. Ya no eres tú mismo

Cuando las cosas no van bien. esto puede afectarte profundamente. Todo lo que había cuando la relación se inició ha desaparecido, y con ello se han ido las dos personas que ser querían. Puede que pienses que ya no te trata igual, pero tal vez tu tampoco te tratas igual.

2. Los conflictos son parte de la rutina diaria

Como se ha dicho, los conflictos pueden surgir cuando convivimos con otras personas, es parte de la naturaleza humana. A veces puede que tengas tú la culpa y otras la otra persona. Los conflictos, de hecho, pueden ser oportunidades para afianzar la relación y crecer juntos.

Sin embargo, cuando entramos en una dinámica negativa, en la que cada uno va por su lado y la comunicación es nula, se puede crear una situación de la que sea muy difícil salir. Más aún cuando alguno de los dos pierde el respeto al otro.

3. Tienes una vida íntima poco a activa o insatisfactoria

La vida íntima puede ser un reflejo de que algo no va bien y, además, puede ser un punto conflictivo si es insatisfactoria. Muchas personas se quejan de que la llama entre ambos se ha apagado, porque los enamorados no se preocupan de que siga encendida.

Ahora bien, si notas que tu pareja está fría contigo y que no te ve con los mismos ojos, puede que algo pase por su mente. En estos casos, aunque sea difícil, lo mejor es hablarlo.

4. Estás constantemente intentando demostrar lo que vales

Puede que notes que esto ya no es lo que era y que te culpes a ti misma porque las cosas no salen como has querido. No cometas el error de culparte solo a ti, porque la relación es cosa de dos. Si piensas que solo tú tienes la culpa, seguramente estés intentando compensarlo de alguna manera. Si no te sientes querido o querida, házselo saber a tu pareja.

5. Tienes la sensación constante, diaria de que algo no funciona

Y es que no podemos fiarnos solo de lo que pensamos, sin embargo, a veces la intuición no nos falla. Te esconde algo, percibes que no es del todo sincero y por alguna razón lo sabes. Este tipo de cosas nos hacen dudar y nos hacen pensar que puede que algo ocurra. Si tienes esta sensación, con mucho tacto, busca la manera de que la otra persona exponga su opinión al respecto.

6. Te sientes emocionalmente distante

Puede ocurrir que estés viviendo con esa persona pero en realidad te sientes muy solo o sola. No te escucha, no te cuenta sus cosas y notas que está distante. Lo extraño es que antes no era así, pero ahora parece que vivas con otra persona, con con aquella de la que te enamoraste. Si no te muestra afecto, ¿por qué quieres seguir con esa persona? ?¿Tiene futuro la relación?

Señal de que estás en una relación tóxica: la intuición

A la larga, estas relaciones de noviazgo o matrimonio pueden acabar mal si no se busca remedio a tiempo. Lo que comenzó como un bonito amor, puede convertirse en una relación tóxica en la que predomina el sufrimiento. No obstante nuestra intuición, la que nunca debiera ser menospreciada será la mejor “fuente de conocimiento” en esta situación.

intelecto-e-intuicion

“La intuición es el susurro del alma”     Krisnamurti.

Fuente: Psicología y Mente